Pastel de pera y lavanda

Pastel de pera y lavanda

Pastel de pera y lavanda


Pastel de pera y lavanda pastel-de-lavanda-1024x683 A pesar de que pueda parecer (aunque en realidad lo es) el título de una película francesa dirigida por Éric Besnard, es en realidad una receta, que hoy en el portal os queremos enseñar. Pero como toda receta guarda en su interior una historia, que os la recomendamos que la leáis en Lavanda, lavandín quién te cocina a ti.

“Toma un molde común de unos 20 cm, engrásalo bien con manteca (o mantequilla) pero jamás con margarina, ponle también harina, y déjalo a un lado. Toma 2 huevos, y 80 gramos de azúcar, y bátelos hasta que estén más claritos, como el color del sol al amanecer y este bien espeso. Mezcla en otro bol 150 gramos de harina, 1 sobrecito de esta nueva levadura la Royal, y un poco de sal, recuerda que la sal y la levadura son como la noche y el día no se llevan bien, así que procura ponerles aparte, mézclalos y con un tamiz, fíltralo en la mezcla del huevo, esto hará que este más esponjoso, ten paciencia, tardarás un poco.

Chasquea las peras, es como cortarlas, pero en vez de rematarlas con un corte las separas con el cuchillo y la mano, sino lo entiendes, córtalas como triángulos gorditos y pequeños depende de las peras, si son grandes dos, si son pequeñas cuatro, tienes que cubrir el fondo del molde, una vez cortadas ponlas en el molde. La mezcla que te queda échale 1 cuchara de sopa de lavanda, previamente limpiada y antes de echarla apretala un poco con la parte trasera de la cuchara, esto hará que se abre y su esencia pase a la mezcla.

Ya pues puedes echar la mezcla al molde con cuidado haz movimientos circulares para no estropear el orden de las peras. Siempre se suele cocinar a una temperatura estable ni muy poco ni muy caliente, los jóvenes que tenéis eléctrico creo recordar que es 180º tienes que tener un palito de madera, cuando veas que esta tostado lo metes, si el palito sale limpio está hecho, si todavía sigue húmedo déjalo, puedes poner un papel de aluminio por encima si quieres que no se te quede la parte de arriba, pero no es necesario no suele pasar y entre media hora, cuarenta minutos suele hacerse.

Tamiza el azúcar en polvo, cuando este más templado si lo pones cuando está caliente recién sacado del horno lo absorberá y se verá muy empalagoso, toma uno o tres ramilletes de lavanda, y ya tienes una hermosa tarta. Disfrútala mi querida nieta”

Besos tu abuela Geneviève

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies